Hogan Lovells y sus clientes asesoran a emprendedores sociales en el IV Taller BaSE Catalyst en España

En el IV Taller BaSE Catalyst celebrado en España, en colaboración con UnLtd Spain, se ha prestado asesoramiento legal a Blind Explorer (una solución digital de GEKO NAVSAT), Biodata devices y MENSOS y han participado las asesorías jurídicas de Ford y Amazon. BaSE Catalyst es un programa que permite a los profesionales de Hogan Lovells y a los clientes de la firma prestar asesoramiento pro bono conjunto a emprendedores sociales. Hasta el momento, el programa BaSE Catalyst ha proporcionado asesoramiento a 140 emprendedores sociales en nueve países, con la colaboración de 52 clientes de Hogan Lovells.

El pasado jueves 24 de junio Hogan Lovells ha acogido en Madrid el cuarto taller con emprendedores sociales enmarcado en el programa BaSE Catalyst.

Los emprendedores que han participado en esta sesión son Geko Navsat con su solución digital Blind Explorer, la cual permite convertir los espacios abiertos y naturales en entornos accesibles para las personas invidentes o con problemas de visión, a partir del desarrollo de contenidos digitales asociados al entorno y una App de navegación personal accesible; Biodata devices, empresa que se dedica al diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de dispositivos médicos profesionales de bajo coste. Sus productos, lifehub pro y lifehub home, están especialmente diseñados para integrarse en cualquier escenario de telemedicina y monitorización remota de pacientes; y MENSOS, fundada por el madrileño Alejandro Corroto en 2014, se dedica al servicio de mensajería sostenible y, para ello, su red de mensajeros utiliza la bicicleta (con kit eléctrico) como medio de transporte para la ciudad.

El programa BaSE Catalyst proporciona apoyo jurídico y de negocio a emprendedores sociales a través de la puesta en común de la experiencia de los abogados de Hogan Lovells y de abogados de la asesoría jurídica de los clientes del despacho. Para los emprendedores, supone una oportunidad no solo de beneficiarse de asesoramiento jurídico gratuito, sino también de acceder a la experiencia empresarial y el conocimiento del mercado de los abogados y de sus clientes, empresas de todos los sectores.

Este proyecto permite extender la cultura pro bono a otras empresas y favorecer así su colaboración en proyectos sociales de ámbito jurídico. Hogan Lovells es una firma que destaca por su compromiso social y que desde 2015 cuenta con un compromiso formal que obliga a sus 6.000 empleados a dedicar al menos 25 horas de trabajo a Responsabilidad Social Corporativa, a través de su Global Citizenship Policy (GCP), y fija la expectativa de que los abogados utilicen estas horas para llevar a cabo actividades de pro bono.

El IV Taller BaSE Catalyst se ha realizado en colaboración con UnLtd Spain, organización presente en 10 países dedicada al impulso y apoyo de proyectos de impacto social y medioambiental proporcionando formación, asesoramiento, mentoring, networking y acceso a financiación a proyectos emprendedores con potencial para cambiar el mundo.



Volver