Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica: hacia un marco regulador más exigente

Transparencia parece ser el término in del lenguaje jurídico. Quizá el concepto de transparencia surge como respuesta a la situación de crisis, entendida como cambio, por la que atravesamos, lo que se percibe no sólo en un entorno nacional –a través de iniciativas como la Ley 19/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno– sino también en el entorno europeo –en ámbitos tan diversos como la fijación de precios de medicamentos, mediante la propuesta de Directiva de transparencia, o en el acceso a los resultados de la investigación, con la propuesta de Reglamento de ensayos clínicos–.
En nuestro país, el sector farmacéutico innovador se suma a este movimiento, auspiciado desde EFPIA con su Código de transparencia, a través del Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica, adoptado por Farmaindustria y cuya entrada en vigor se produjo el pasado 1 de enero, si bien algunas de las obligaciones de publicidad no se harán efectivas hasta el año 2016.

Haga click aquí para leer el artículo completo


Download PDF Compartir Back To Listing
Loading data