We use cookies to deliver our online services. Details of the cookies we use and instructions on how to disable them are set out in our Cookies Policy. By using this website you agree to our use of cookies. To close this message click close.

Anteproyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados

10 marzo 2017

Iuris & Lex (El Economista)
La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ha dado a conocer recientemente el último borrador de Anteproyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados (el ''ALDS''), que transpondrá al ordenamiento jurídico español la Directiva 2016/97 sobre la Distribución de Seguros (la ''DDS'') y supondrá la derogación de la actual Ley 26/2006, de 17 de julio, de Seguros y Reaseguros Privados (la ''LMSRP''). Los Estados miembros disponen de plazo hasta el 23 de febrero de 2018 para la transposición de la DDS al Derecho nacional, por lo que es probable que no tengamos con nosotros esta Ley hasta principios de 2018, ello asumiendo que no se anticipa el próximo otoño, como algunos observadores barajan, el final de la actual XII Legislatura.

El principio fundamental que inspira la DDS y, por tanto, el ALDS, es la necesidad de garantizar un mismo nivel de protección a todos los clientes, sea cual sea el canal a través del cual se adquiera un producto de seguro, así como reforzar las obligaciones de información de los distribuidores de seguro, especialmente cuando lo que distribuyan sean productos de seguros de vida con componente de inversión, debido a su especial complejidad.

Entre las principales novedades que introduce el ALDS, respecto de la actual LMSRP, es que se consideran distribuidores de seguros no solo los mediadores de seguros, sino también las propias aseguradoras. La definición de distribución de seguros se extiende igualmente a la actividad desarrollada por los comparadores de seguros, que quedarán sujetos a la Ley siempre que la actividad que realicen implique la posibilidad para el cliente de celebrar, directa o indirectamente, un contrato de seguro.

Ver artículo completo publicado en Iuris & Lex (El Economista) >>

El equipo

Loading data