Qué empresas necesitan un seguro medioambiental

A una sanción de hasta dos millones de euros y la retirada o suspensión de la autorización para ejercer la actividad durante un máximo de dos años se enfrentan aquellas compañías que estén obligadas a tener una garantía medioambiental y no lo hagan a tiempo.

“La Ley de Responsabilidad Medioambiental de 2007 determinó que aquellas empresas con actividades que suponen un mayor riesgo de causar daños ambientales tenían la obligación de constituir una garantía financiera para hacer frente al riesgo derivado de su actividad y a la reparación efectiva del daño ambiental que pudiesen llegar a provocar”, explica Santiago Garrido, socio responsable del área de regulatorio y medio ambiente de Hogan Lovells.

Para continuar leyendo el artículo publicado por Expansión en el que citan a Santiago Garrido y Helena Villena, del área de Energía y Medioambiente en Madrid, haz clic aquí >>


Volver